El viaje en el tiempo.

— ¿Qué es eso?

— Un diario.

— No se parece en nada a un diario…

— ¿Como que no? Tiene ojas, tiene un anillado.

— Pero no tiene noticias.

— Ah, a eso te referis. No se trata de un diario de notiicas. Es un diario, para llevar notas, apuntes. Cosas que pasan todos los dias.

— ¿Lo escribis todos los días?

— Lo empece hoy.

— ¿Y lo vas a escribir todos los días?

— Si lo hago, ¿Cual seria el problema?

— No hay un problema. Pregunto, porque nunca vi alguien usar un diario.

— ¿Ni escuchaste tampoco? ¿Ni en una pelicula?

— Sobretodo en una pelicula.

— ¿Es sobre el viaje en el tiempo?

— No escribo sobre eso.

— ¿Y donde guardas toda la informacion?

— No la guardo.

— Es imposible hablar con vos Sergio.

— No se que queres.

— Me asignaron a este laboratorio hace mas de dos meses. Nunca te vi hacer absolutamente nada. Esa maquina de ahí jamas la tocamos, jamas hacemos nada. Nos traen comida, nos traen bebida. Tenemos libros Sergio, tenes un diario. ¿No te parece raro?

— ¿A vos te parece raro?

— Si pudiera mirar para afuera lo h Si hubiese una ventana te mostraria. Si es raro. Y yo no veo nadie mas aca. Si vos no sabes que pasa, entonces estamos cagados.

— ¿Por qué aceptaste este trabajo?

— Porque no tenia otra.

— Otra tenias. ¿Por qué lo aceptaste?

— Porque vamos a volver en el tiempo y ganar la guerra.

— Aca no hay camaras Marcela, ya lo sabes. Esa boludes del viaje en el tiempo dejala para los verdes.

— No soy científica, no estudie lo mismo que vos, no tuve la suerte. No se que deberías estar haciendo, pero se que no estas haciendo nada. Y me preocupa.

— ¿Te preocupa por mi?

— Me preocupa por mi.

— Entonces agarra tus cosas y ándate.

— No me quiero ir. Quiero hacer esto, pero no hacemos nada. Tampoco es para que te lo tomes mal.

— ¿Vos realmente crees la boludes del viaje en el tiempo?

— ¿De verdad me preguntas?

— Si.

— Claro que creo, por algo estamos acá ¿No?, por algo estas hace mas de dos años trabajando en esa maquina.

— ¿En esa maquina? ¿Esa de ahi que hace mil luces pero no camina para ningun lado?

— Si, esa! Me estas asustando ¿Que me queres decir? ¿Es mentira todo esto?

— Claro que es mentira Marcela, claro. Es imposible viajar en el tiempo.

— No te creo.

— El tiempo no existe Marcela, no existe, no esta. Es un invento nuestro. No podemos viajar en algo que no existe.

— El tiempo si existe Sergio. No se si me estas cargando o que. Son las 15:23 del Miercoles 14 de Julio del 2045. El tiempo existe, esta ahí.

— No seas bruta Marcela, no seas bruta. Mira esto…

— ¿Qué estas dibujando?

— ¿Qué es? ¿Qué acabo de dibujar?

— Una manzana dibujaste.

— ¿Te la podes comer?

— Me estas asustando, te digo de verdad.

— Decime si te la podes comer.

— No, no puedo comermela.

— ¿Por qué?

— Porque no existe, la hiciste vos. La dibujaste recien.

— Exacto. Sí agarro tu reloj y le cambio la hora. Ahí esta. ¿Qué hora dice?

— Ahora las 16:24. Pero eso no prueba nada.

— ¿Cómo que no? Recien eran las 15 y ahora las 16. Paso una hora en un segundo. ¿Pero el mundo se movio no? No importa que hora digamos que es, al universo le chupa un huevo.

— No entiendo. ¿A que te referis con chupar huevos?

— Es una expresion vieja de mi país. Quiere decir que al universo no le importa lo que digas. Lo que pasa, pasa igual. Como dijo Galileo.

— Eso no responde lo del viaje en el tiempo.

— El tiempo no existe, no se puede volver veinte años para atras, porque fisicamente y lo digo desde la fisica como fisico que soy, el tiempo no esta, no se puede viajar por una carretera que no esta construida.

— ¿Y si estas equivocado?

— Suponete que este equivocado y el tiempo es como decimos que es y suponete que encuentro la manera de viajar en el tiempo veinte años ¿Que hariamos?

— Esta el plan “defensa y libertad” ya lo sabes. Apretamos la alarma y se encargan ellos.

— ¿Ese boton de ahi?

— Si.

— ¿Vos de verdad te crees Marcela que si apreto ese botón de de ahí, todo sucio y lleno de polvo van a caer docientos militares listos para volver veinte años y ganar una guerra que no empezo?

— Ya entendi doctor. Usted me esta poniendo a prueba. Ya entendi. Si

— No Marcela. Es tiempo que lo entiendas. En un mes van a volver y no van a extender mas el plazo.

— Por eso tenemos que trabajar ya Sergio. Dia y noche si es necesario.

— No lo vas a entender. Incluso si viajasemos en el tiempo, ¿A donde iriamos? ¿Sabias que la tierra se mueve, no? ¿Eso te enseñan?

— Si, no tenes porque humillarme.

— Deberiamos entonces, adivinar donde estaba la tierra hace veinte años. Mandar una persona, asumiendo que ese cacho de lata tuviese algun don de viajar en el tiempo claro. Mandar una persona al punto donde supuestamente la tierra debería estar. Porque puede pasar que viaje veinte años y como la tierra se movió termine en el espacio. Y eso no queremos. Tambien puede pasar que adivinemos donde estaba la tierra pero como este bunker de treinta metros bajo tierra es mas nuevo, quizás, solo quizás, la persona…

— Tecnicamente apareceria enterrado.

— Exacto. En el caso que todo lo demas sea posible. Cosa que no.

— ¿Entonces que hacemos?

— ¿Yo? Un diario.

— ¿Tenes otro?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Blog at WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: